El Ayuntamiento de Madrid aprueba la normativa que cerrará el 95% de los pisos turísticos

0
88

El pleno da luz verde al Plan Especial para este tipo de alojamiento con los votos de Ahora Madrid y PSOE

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado el plan especial que regula los pisos turísticos. La normativa, que ha salido adelante con los votos a favor de Ahora Madrid y PSOE y en contra de PP y Ciudadanos, obligará a los alojamientos de este tipo a tener un acceso diferenciado del resto de vecinos, lo que en la práctica supone que el 95%, según el Ayuntamiento, no logrará obtener la licencia necesaria para ejercer esta actividad. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha asegurado que la normativa es necesaria porque “la masificación turística acaba con el turismo, no genera un valor añadido a las ciudades, sino muy por el contrario, degrada”. “En el barrio de Sol, hoy, hay dos turistas por cada residente; en Cortes, 1,3 por residente. Esto se llama turistificación”, ha asegurado.

En enero de 2018 en Ayuntamiento impuso una moratoria para la concesión de los permisos para ejercer la actividad de alojamiento de uso turístico. El plan equipara viviendas turísticas con una ocupación superior a 90 días al año con otras formas de hospedaje, como pensiones y hoteles, cuando se compartan edificios de uso residencial.

La concejal de PSOE, Mercedes González, considera urgente esta regulación para frenar que el centro de la ciudad de convierta en un “parque turístico” donde impere “la ley de la selva”. Es “un primer paso, necesario, imprescidible para empezar a caminar hacia otra ciudad donde los vecinos puedan vivir en paz”. La concejal socialista ha asegurado en el debate del pleno que la proliferación de pisos turísticos tiene un “claro impacto” en el mercado inmobiliario, que se traduce en la subida de los precios del alquiler de un 8% anual, que llega al 17% en algunos casos, problemas de convivencia vecinal, una sustitución de los vecinos por otros de mayor nivel adquisitivo y una modificación del tejido comercial. “El efecto más perjudicial es la gentrificación”, ha denunciado, y la auténtica presión sobre los inquilinos.

PP y Ciudadanos aseguran que están de acuerdo en que el sector necesita una regulación, pero están en contra de la que ha planteado el equipo de Gobierno.

Madrid queda divivido en tres anillos concéntricos, según la densidad de este tipo de alojameinto, que se concentra en el centro. Los apartamentos de las zonas 1 y 2 requieren accesos independientes, pero el Ayuntamiento apunta a que los hostales que ya cuenten con licencia pueden mantener su actividad, aunque pueden tener problemas si necesitan renovarla. En el anillo 3, la exigencia de acceso independiente se mantendrá cuando el hospedaje pretenda implantarse en sitios donde no estén permitidos otros usos terciarios, incluso dentro del mismo edificio. Por ejemplo, en un edificio de cuatro plantas, en el que en la primera se admite hospedaje y oficinas y en la cuarta solo hospedaje, en los anillos 1 y 2 harían falta accesos independientes en los dos pisos, pero en el anillo 3, solo en el cuarto.

El Ayuntamiento recibió más de 600 alegaciones a la norma, que ha incorporado parcialmente. Entre ellas había una del PSOE, que ha aceptado, para que los pisos que se encuentren en locales comerciales con entrada directa a la calle, no necesiten un acceso extra.

Cuando se plantee cambiar el uso residencial por el de hospedaje en edificios completos, para instalar un hotel o pisos turísticos, será necesario un plan especial que estudie el impacto en el entorno y que deberá ser aprobado por la Junta de Gobierno y el pleno. A no ser que el edificio ya tenga un uso terciario, en cuyo caso podrá obtener licencia directa, excepto en los edificios protegidos. Cuando se trate de un edificio protegido de uso residencial, el plan especial deberá demostrar que no es viable rehabilitarlo para el uso residencial.

El Ayuntamiento tiene un equipo de 22 inspectores de la Agencia de Actividades (ADA) que ha revisado 11.936 viviendas en 502 edificios. De estas, ha determinado que 1.729 se dedican al alojamiento turístico, el 14,48%. El Ayuntamiento no tiene competencias en alojamientos turísticos pero sí de licencias de uso terciario, en este caso, de alojamiento y es quien otorga licencias de actividad o decreta el cierre de establecimientos por carecer de permiso.

Link: https://elpais.com/ccaa/2019/03/27/madrid/1553675975_213545.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here