Carillas dentales

0
167

Gracias a las últimas innovaciones tecnológicas en el campo dental, es posible lograr una sonrisa perfecta incluso sin operaciones invasivas …

Las carillas dentales son prótesis particulares hechas de cerámica, porcelana o disilicato que se aplican directamente en la superficie externa del único diente para corregir cualquier defecto en la forma, el color o la posición de los dientes. “Con esta intervención de la medicina estética dental es posible corregir una serie de imperfecciones de manera mínimamente invasiva sin recurrir a implantes dentales reales”, Dr. Luigi Vittozzi y Dr. Giovanni Cacciola, pioneros de la odontología estética en Italia.

¿Qué son las facetas estéticas y para qué sirven?

Son láminas muy finas de cerámica o porcelana que se cementan permanentemente sobre el diente, previamente preparadas, para corregir pequeñas imperfecciones estructurales y funcionales, ofreciendo al paciente que se somete al tratamiento la posibilidad de obtener una boca perfecta y perfecta. De hecho, el resultado es extraordinariamente sorprendente y duradero (hasta 10 años), siempre que la intervención sea realizada por un profesional experimentado y se utilicen materiales de alta calidad.

Específicamente, ¿cuáles son las principales ventajas que ofrecen las facetas estéticas?

Además de una mejora significativa en la apariencia estética de los dientes, las carillas aseguran considerables beneficios psicológicos, aumentando la autoestima de un paciente que tiene más confianza en su apariencia. De hecho, la aplicación de las carillas garantiza dientes más blancos y más brillantes y la cobertura total de manchas permanentes y decoloraciones: la reproducción estética de este tratamiento es notable, incluso si el hilo común es siempre la salud del diente.

¿Cuándo deberían usarse estas facetas?

En presencia de diastema, resistencia del esmalte a las técnicas de blanqueamiento normales, dientes manchados, torcidos, astillados o desgastados. En este último caso, el uso de prótesis permitirá una mejor masticación, garantizando así beneficios que están más allá del mero factor estético.

¿Es un procedimiento invasivo y doloroso?

¡Absolutamente no! Gracias al desarrollo científico y la mejora de las técnicas de intervención (sin preparación), hoy en día cada vez más del tamaño del paciente, ahora es posible aplicar dichas carillas sin limar los dientes de ninguna manera, pero solo acondicionando las superficies con adhesivos adecuados. De acuerdo con la llamada “odontología de intervención mínima” (odontología mínimamente invasiva), este enfoque es extremadamente conservador, ya que no interfiere de ninguna manera con la estructura y la fuerza de los dientes. Las ventajas para el paciente son enormes, ya que puede encontrar una sonrisa sana y perfecta sin dolor.

Mas informacion:

www.studiodentisticovitozzi.it 

wwwstudiodentisticocacciola.it

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here