HIPOTROIDISMO: una enfermedad en aumento

0
59

El hipotiroidismo, es decir, la función reducida de la tiroides, ha visto un aumento en el número de casos estimados hasta en un 35% en los últimos años. Aunque este aumento está relacionado con el envejecimiento de la población y la difusión de herramientas de diagnóstico y prevención, no se excluye la interferencia ambiental. El Dr. Antonio Stamegna, endocrinólogo, interviene en el tema. ¿Cuáles son los síntomas relacionados con el hipotiroidismo? Un estado de malestar general donde prevalece una condición de fatiga crónica, apatía, somnolencia, déficits cognitivos y de memoria, cabeza borrosa, escalofríos, hinchazón, aumento de peso. Desde la sintomatología comenzamos a estudiar la función de la tiroides por medio de un ultrasonido y la medición de algunos parámetros hormonales específicos. Cuál es la causa principal del hipotiroidismo Sin duda una inflamación de tipo autoinmune con un carácter crónico evolutivo (tiroiditis más frecuente y frecuente de Hashimoto). ¿Cómo conseguimos la tiroiditis autoinmune crónica? No existe una única causa sino una serie de patologías (mononucleosis, inflamación de varios tipos del tracto respiratorio) o situaciones hormonales especiales (menarca, embarazo y parto, menopausia) que son las causas desencadenantes del proceso autoinmune. Quien en estos momentos se encuentra en una condición de defensa inmunitaria reducida (por ejemplo, hipovitaminosis D) desarrolla tiroiditis. ¿Cómo se comporta uno en estos casos? Mucho depende del daño causado por la tiroides y la reducción de su función. La reducción de algunos alimentos proinflamatorios (gluten y lactosa) y la combinación de selenio y vitamina D resultan en una reducción del proceso autoinmune. A menudo es necesario agregar una parte de las hormonas tiroideas deficientes. ¿Es esto una terapia “de por vida”? La terapia suplementaria o de reemplazo con hormonas tiroideas en el hipotiroidismo post-tiroideo es una terapia crónica que debe seguirse durante toda la vida. La tiroiditis no se cura, pero el proceso autoinmune se puede detener salvaguardando la función tiroidea tanto como sea posible. ¿Hay alguna novedad en el tratamiento hormonal del hipotiroidismo? Hay muchas novedades con respecto a las diferentes formulaciones de hormonas: hoy en día está afirmando más y más la terapia combinada con ambas hormonas tiroideas. No solo T4 sino también T3 para acercarse lo más posible a la condición hormonal que precede a la tiroiditis. Algunos pacientes aún son tratados con el extracto de la tiroides del cerdo, la tiroides “seca”. ¿Estás a favor de esta terapia? Es una posibilidad terapéutica que no excluyo. Especialmente en pequeñas dosis, he descubierto que es muy eficaz para detener el proceso autoinmune al inducir una reducción en anticuerpos y TSH en las primeras etapas. Para más información (www.antoniostamegna.it) (info@antoniostamegna.it) Por Roberta Imbimbo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here