La banca fía el renacer inmobiliario a la “tendencia cultural a la compra” de los españoles

0
56

Grandes entidades bancarias como Santander, BBVA y Bankinter confían en la “tendencia cultural a la compra” de casas de los españoles como vector de impulso de la demanda de vivienda, en plena recuperación del mercado inmobiliario tras su peor crisis en décadas. Los últimos en suscribir esa tesis, apuntada en junio pasado por el Departamento de Análisis de Bankinter, han sido Santander y BBVA a través de Metrovacesa, la emblemática inmobiliaria de la que ambos bancos controlan el 99,96% y que esperan volver a sacar a Bolsa el mes que viene.

Referencias a esa “tendencia cultural” tan española figuran tanto en las cuentas anuales de Metrovacesa del ejercicio 2016 como en el folleto de la salida a Bolsa remitidos esta semana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el folleto, se indica que uno de los “factores clave” para la evolución del sector es la “histórica preferencia cultural española por la tenencia de vivienda en detrimento del alquiler”, que tiene un peso en el mercado español del 22,9%, uno de los más bajos de Europa y solo inferior al de Noruega, Polonia, Hungría y Eslovaquia.

Según Metrovacesa, el discreto aumento experimentado por el parque de alquiler en España en la última década [en 2007 estaba en el 19,9%] “se explica por el incremento de la movilidad geográfica de la población pero también por una renta disponible temporalmente inferior y una expectativa temporal de que los precios de la vivienda continuasen bajando, algo que, desde 2015, no ha ocurrido”. Con la economía en proceso de recuperación, el impulso comprador español volverá, según la empresa.

En sus cuentas anuales de 2016, la inmobiliaria de Santander y BBVA pronostica que esa tendencia “cultural” hacia la compra de inmuebles va a incidir positivamente en la demanda de producto residencial junto a otros factores como el ciclo expansivo de la economía, la mejora del empleo, los menores costes de financiación y la rentabilidad de este activo frente a otras inversiones.

Emblema del sector

Metrovacesa es una histórica del sector con un siglo de historia y que en 2005, en plena burbuja y con Ignacio López del Hierro, hoy marido de María Dolores de Cospedal, como ejecutivo, llegó a ser la mayor inmobiliaria de Europa, tras comprar la francesa Gecina. Tras un conflicto accionarial y el crash inmobiliario, la empresa quedó en 2009 en manos de la banca acreedora, tras la ejecución de las deudas que tenía su anterior propietario, Román Sanahuja.

Actualmente, Metrovacesa está controlada por Santander (71,45%) y BBVA (28,51%), los mismos bancos que han liderado el apoyo accionarial a Merlin, la estrella inmobiliaria del Ibex y dedicada al alquiler de inmuebles a través de el régimen de Socimi, que disfruta de enormes ventajas fiscales.

Con el retorno de Metrovacesa al parqué (cotizó en Bolsa hasta 2013), ahora convertida en promotora pura (sus activos en alquiler se los ha quedado Merlin), ambos bancos pretenden ingresar hasta 877 millones de euros vendiendo hasta un 29,67% del capital. Lo hacen en plena recuperación del ladrillo, con España convertido en el segundo país de Europa en el que los inversores están más dispuestos a invertir en inmobiliario, según un informe de la consultora Knight Frank presentado este miércoles.

La salida a Bolsa de Metrovacesa, dirigida exclusivamente a inversores cualificados, fue desaconsejada el martes por los analistas de Bankinter. Consideran que la banda de precios propuesta tiene “escaso atractivo” para el inversor.

La empresa perdió 33,86 millones en los nueve primeros meses de 2017, tiene todas sus operaciones en España y presume de atesorar la mayor cartera de suelo del país, con 6,1 millones de metros cuadrados edificables de los que 4,8 millones son residenciales, equivalentes a unas 37.500 viviendas. El resto son para desarrollos comerciales. La compañía tiene como política no vender solares. Por ahora apenas cuenta con 51 promociones en marcha con las que espera levantar 2.263 viviendas.

Con un público objetivo que define como clientes nacionales e internacionales del segmento “medio y medio/alto”, Metrovacesa subraya en la documentación remitida a la CNMV que la recuperación que ha venido experimentando el sector inmobiliario desde 2013 ha estado impulsada hasta ahora por la vivienda usada y que, desde el punto de vista de la oferta, las viviendas iniciadas están todavía muy por debajo de la media del periodo comprendido entre 1991 y 2016 (entonces, fueron 279.000, frente a las 58.000 de 2016). Ahora, sería el momento de la promoción: “Creemos que estamos bien posicionados para ser un actor clave en el esperado incremento de construcción de viviendas en España”, concluye la empresa.

Fuente https://www.eldiario.es/economia/inmobiliario-tendencia-cultural-vivienda-espanoles_0_732477670.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here